sábado, agosto 18, 2007

Minuto de Silencio por una gran persona


Christian Reinike lleva nueve años como rostro del programa de TV
Crack de Hágalo Usted Mismo: “Sólo me falta construir una casa”
Miércoles 30 de mayo de 2007

.
Reinike siente que debe ser el hombre más odiado por los dueños de casa.



C on perfección y limpieza envidiables instala puertas, chapas, vidrios, pisos flotantes, cerámicas; remodela una cocina, un baño, un dormitorio; arregla techumbres, construye terrazas, rejas, portones. Aparte, hace jardines, instalaciones eléctricas; empasta y pinta murallas.

Christian Reinike, 38 años, en su programa “Hágalo Usted Mismo”, de Sodimac, con un relajo y una facilidad que espantan, entrega esa imagen de multimaestro en 15 minutos, tiempo que dura el espacio y que ahora transmite los sábados TVN (ver recuadro).

Dice que gracias a la ayuda de la “magia de la televisión” se pueden acomodar los tiempos, pero que efectivamente trabaja en todos los proyectos que muestran en el programa.

“Mi único objetivo es que la gente sepa cómo hacer diversas cosas en su hogar y ahorrar en la mano de obra. Y si no se atreve en hacer un proyecto, por lo menos que tenga los conocimientos para supervisar una obra”, dice Reineke.



Como "una situación inesperada y terrible" calificaron en Sodimac la muerte del conductor del programa "Hágalo usted mismo", Christian Reinike (37).

El rostro del espacio que se emite cada sábado por TVN falleció el martes pasado producto de una trombosis cerebral.

"Este sábado (mañana) se exhibirá un programa donde recordaremos toda su trayectoria. Fueron nueve años que estuvo con nosotros", contó a La Cuarta María Teresa Herrera, gerente de marketing de la cadena Sodimac.

Reinike estudiaba ingeniería comercial cuando lo convencieron de participar en el casting del que saldría el hombre ancla del espacio.

Como prueba le pidieron que armara un mueble y simultáneamente hablara a la cámara.

De inmediato los productores rocharon que tenía ene habilidades manuales y facilidad de expresión.

Su imagen de súper maestro prendió altiro entre las dueñas de casa. En menos de lo que canta un gallo instalaba puertas, chapas, pisos flotantes, cerámicas o remodelaba baños y cocinas.

1 comentario:

barbara caceres dijo...

despues de tres meses me entero de lamentable perdida de quien fue un digno modelo a seguir.
Solo me queda decir que usted se encontrara en mi memoria por siempre.
Muchas gracias por todo.